juegos-y-sorteos

 

En NYCE hemos elaborado, en conjunto con la industria del entretenimiento, 16 normas mexicanas (NMX), adaptadas a las condiciones tecnológicas y al marco legal vigente en México, para fortalecer con seguridad y confianza un mercado en crecimiento que demanda certeza técnica sobre la aleatoriedad de los sistemas de juego, sobre los sistemas de pago y del manejo de dinero electrónico en las salas de juego.

Certificación de Prototipo

Consiste en realizar pruebas de cumplimiento con los requisitos establecidos en las normas, de un prototipo de un sistema de juego (elementos de hardware y software que determinan el resultado de un sorteo), o un sistema de administración de casino, o un sistema de dinero electrónico (cashless), entre otros dispositivos, en un laboratorio acreditado, para luego determinar que el resultado de las pruebas cumplen con los requisitos de su correspondiente norma mexicana y expedir el certificado de cumplimiento y el derecho de uso de sello de certificación.

La certificación NYCE garantiza que los dispositivos de juegos sometidos a las pruebas que establece la normativa poseen, entre otras características: un Generador de Números Aleatorios (Random Number Generator) que no es predecible y no posee un patrón predefinido, característica primordial para asegurar la aleatoridad y el correcto desempeño del juego.

Pruebas de Interoperabilidad

Atendiendo a esta necesidad del mercado, hemos puesto en funcionamiento un Laboratorio de Interoperabilidad que sirve como un centro de pruebas para verificar que cualquier tipo de máquina, independientemente de su tecnología, es capaz de comunicarse con los sistemas más populares del mercado Mexicano.

Así pues, las funciones de transferencia de fondos electrónicos, sistemas de tickets, sistemas de bonos, progresivos e incluso dispositivos aceptadores de billetes formarán parte de la gama de pruebas realizadas.

El laboratorio esta soportado por tecnología de punta que, aunado a la experiencia de nuestros ingenieros, brinda seguridad y certeza a las pruebas realizadas a los sistemas y dispositivos de juego.